Domingo, 15 de noviembre de 2015

Más del 90% de las personas asesinadas por Daesh son musulmanes… y caen todos los días… por eso huyen de allí en masa hacia la Unión Europea, en busca de refugio, en busca de paz, en busca no ya de una vida mejor, si no de no perder la vida. Prefieren arriesgarla en una travesía inhumana e incierta, a someterse al yugo cruel de quienes dicen compartir religión y costumbres con ellos.

Tras el ataque terrorista en París, con 129 muertos –por ahora- y más de trescientos heridos, los dirigentes políticos occidentales claman por este “crimen contra la humanidad”, y a partir de ahí comienzan las preguntas que nadie responde.

Cantan Reincidentes que “la muerte nunca se podrá justificar/

venga de donde venga/

está fuera de compás” y hay que dejarlo claro para que nadie malinterprete esta reflexión que es sólo un grito desesperado de quien quiere conocer la verdad.

No sé por qué es un crimen contra la humanidad la muerte de 129 personas y no los miles de asesinados a diario por los mismos terroristas ¿Cuál es la diferencia? ¿tal vez el color de su piel? ¿su raza? ¿que están lejos? ¿su religión? ¿Por qué tras la liberación de las niñas cristianas secuestradas por Boko Haram nadie habla de que eso sigue siendo el terror diario en los territorios ocupados por el DAESH? ¿tal vez porque mientras le pase a musulmanas… uno puede encogerse de hombros y decir… “total… son de los suyos”?

No sé cómo es posible asesinar a John el Yihadista usando un dron, y no se haga con dirigentes del DAESH… y tampoco se entiende que en todos estos años no se haya producido ni un bombardeo de Europa y Estados Unidos a puntos sensibles, cuando los tienen plenamente localizados (sólo un ejemplo: en las imágenes del ataque al coche del verdugo, quedaban identificados el denominado Tribunal Islámico y otros edificios oficiales).
Es difícil luchar contra los terroristas cuando conviven contigo, cuando pueden ser el vecino de la puerta de al lado, o el amigo de tu hijo, pero no entiendo como no se ha actuado contra quienes físicamente dominan un territorio, y por tanto se sabe exactamente dónde están. ¿De verdad que no se puede atacar a estos terroristas hasta su rendición o extinción?

Tampoco se entiende que tengan más interés estos criminales en atacar a Francia o España, que a Israel, donde los palestinos están siendo exterminados sistemáticamente por los sionistas (aclaro que sionista no es sinónimo de judío). Como tampoco se entiende que Arabia Saudí, la gran banquera de Al Qaeda, de DAESH y de todos los movimientos terroristas de corte islámico, siga siendo el gran aliado de Occidente… es decir, que los saudíes no son atacados ni por unos ni por otros ¿no suena raro también? ¿será cosa del petróleo?

Me pregunto si el éxito de estos terroristas no es que crezca el racismo y la xenofobia, y en especial la islamofobia en Europa, para así atraer a su territorio a los musulmanes de aquí con la justificación de que se les odia a todos. Basta con ver que estos criminales buscan sus “mártires” entre lo peor de la sociedad, jóvenes desarraigados en su mayoría (aunque haya excepciones) que viven en malos barrios, que han pasado por la cárcel, que tal vez ni han pisado una escuela… ese es su caldo de cultivo, a ellos les prometen dinero y mujeres, y la gloria, el ser algo que no serían de otra manera, héroes, mártires… algo que hará que sean recordados con honor…

En ese sentido también llama la atención que el atentado se produzca justo cuando la UE comienza a repartirse a los refugiados. ¿A caso con este atentado no se benefician aquellas posturas contrarias a su acogida?
Después de recordar cómo nos engañaron con las armas de destrucción masiva que ocultaba Hassan y no sólo no aparecieron, si no que jamás existieron; después de ver cómo en Afganistán los talibán siguen siendo los putos amos, después de ver cómo la caída de Gadafi sólo ha hecho de Libia un Estado fallido, después de ver como Irak también lo es, después de ver cómo no se actúa ni contra el sátrapa sirio ni contra el DAESH… pues joder, tengo que confesar que no tengo más que preguntas sin respuesta.

Y al hilo de esto… ¿hay dudas sobre cómo surgió Al Qaeda y el luego el DAESH? ¿quizá a los de Ben Laden –que en paz no descanse- alguien les ha cortado la financiación y por eso están inactivos? Sabemos de dónde les viene el dinero ¿pero dónde va el que pagan por comprar armamento? ¿quién se lo vende? ¿de verdad que hay tan pocos inteligentes entre tanto servicio de inteligencia?

Recoge el Corán que “Dios no ama a los agresores”. El Islam es una religión de paz, pero no es una religión para sumisos, por lo que no condena la guerra defensiva… y por más que uno busque y rebusque, es imposible encontrar una justificación para el ataque del viernes noche en París, pero tampoco para cortar el cuello con regocijo a un cooperante que ha ido a ayudar, o quemar vivas a personas enjauladas y luego exhibirlo en sesión cinematográfica en los muros de edificios derruidos… ¿no es eso más propio de la demencia que de quien incluso comete asesinato en nombre de una ideología, una religión o una patria? ¿se regodea un verdugo cuando ejecuta o un militar cuando mata en una guerra? Pues no lo creo; quien no está enfermo no disfruta acabando con vidas humanas incluso aunque tenga claro que es su trabajo.

Muchos, la inmensa mayoría de los hermanos musulmanes sabe quienes son los agresores en esta historia, saben a quién no ama Allah, y que además de Grande, es Misericordioso.

“Crees que hay masacres de primera división/ será que pilla cerca,/ que pudiste ser tu” pues tal vez sea eso. O tal vez no.

Por Rafael M. Martos

Drtor Noticias de Almería.


Publicado por anin77 @ 23:25  | Internacional
 | Enviar