Viernes, 18 de noviembre de 2011
En los años 30, Blas Infante, en vísperas electorales escribió una Carta a los Andalucistas de aquel momento, de las Juntas Liberalistas ( de Liberar Andalucía).
Próximo el día de volver a votar, es interesante releer esta Carta. Hoy también estamos en el precipicio. Desgraciadamente no tenemos un líder como Don Blas, a pesar de todo, esta vez debemos votar andalucista.


Al final d la Carta, escribe:

Habló Seisdedos: el "felah mengu"; hablaron sus compañeros los despreciables flamencos asesinados; los jornaleros andaluces atormentados en vida y matados como alimañas, tal como sus padres moriscos. Y, su palabra perfumada de blancas mosquetas, ungiendo y curando resquemores de venganza, viene diciéndome, desde entonces, lo mismo desde el rosal arraigado en el huerto, que desde el búcaro puesto sobre la mesa de un Estudio; este Verbo Soberano de la Andalucía libre, Madre siempre fecunda de las culturas que encarnaron su Estilo en creaciones de humanidad intensa: Es Selam: Es Selam. La Paz: La palabra más divina entre los hombres. La palabra de venganza de Seisdedos, articulada con pétalos blancos sobre verdor de un Rosal, en el verbo fragante de una mosqueta...

Así se vengan los jornaleros andaluces; los conductores verdaderos de Al-Andalus, escarnecido por su historia heterodoxa. Con fin y como método: La Paz. Triunfará. Con este fín y este método habrá de triunfar sobre todos los pueblos, Andalucía. El Profeta de nuestra última Era de libertad, nombraba al Paraíso Dar es-selam, Casa de la Paz. Ese es el Paraíso al cual aspiran hasta después de muertos, los jornaleros que antes de ser esclavos, fueron los hombres luminosos de Al-Andalus.

Leer Aquí toda la Carta

 

 


Publicado por anin77 @ 21:20  | Elecciones
 | Enviar